Causas y curas del estreñimiento

Causas y curas del estreñimiento

El estreñimiento se presenta cuando la materia fecal se mueve muy despacio por el intestino grueso, lo cual provoca evacuaciones intestinales poco frecuentes y/o dolorosas. Los signos más comunes del estreñimiento son el esfuerzo para defecar; la materia fecal dura y seca; la imposibilidad de defecar cuando siente deseos de hacerlo; el malestar abdominal poco antes o después de la deposición; y las deposiciones infrecuentes: menos de tres veces por semana.impotenz bei männern

El estreñimiento es la primera de las enfermedades de la digestión en Occidente y es el origen de muchos padecimientos distintos entre ellos apendicitis, mal aliento, olor corporal, lengua sucia, depresión, diverticulitis, fatiga, gases, dolores de cabeza, hemorroides, hernia, indigestión, insomnio, síndrome de mala absorción, obesidad y várices, gases y sensación de saciedad crónicos. Puede intervenir, incluso, en el desarrollo de enfermedades graves, como cáncer intestinal, meningitis, miastenia grave, enfermedades tiroideas, candidiasis y colitis ulcerativa.realquit opiniones

En el organismo humano el colon es el depósito del material de desecho del organismo. Estos desechos se deben de eliminar cada 18 a 24 horas, porque transcurrido ese tiempo, se empiezan a formar toxinas perjudiciales. Los antígenos y las toxinas de las bacterias intestinales y de las partículas no digeridas de alimentos son los desencadenantes del desarrollo de las enfermedades.knee active foro

Origen del estreñimiento

En muchos casos, el origen del estreñimiento es el consumo insuficiente de fibra y de fluidos. Otros factores que lo producen son: falta de ejercicio, edad avanzada, trastornos musculares, enfermedades intestinales y dieta inadecuada, especialmente un consumo excesivo de comida preparada. El estreñimiento puede ser un efecto secundario de los suplementos de hierro y de algunos medicamentos, como analgésicos y antidepresivos. Es muy común durante el embarazo.dr farin man precio

Las personas que tienen insuficiencia renal o diabetes también tienden a presentarlo. En personas de edad avanzada se suele producir por deshidratación; y en personas de cualquier edad, la depresión influye en este trastorno. Depender prolongadamente de los fármacos es costoso innecesario y nocivo puesto que la mayoría de laxantes empeoran el estreñimiento al debilitar los nervios del intestino impidiendo que éste se contraiga normalmente, cuando esto ocurre, la consecuencia inevitable es el estreñimiento.

RECOMENDACIONES

Una dieta adecuada es la mejor alternativa para curar y prevenir el estreñimiento común. Los alimentos actúan como laxantes naturales a través de distintos mecanismos. Los alimentos ricos en fibra, como el salvado y las verduras, agregan volumen mediante la absorción y retención del agua, con lo cual la materia fecal se ablanda y pasa con mayor rapidez y facilidad a través del colon. Las partículas gruesas de la fibra también activan mecánicamente los reflejos nerviosos de la pared del colon, desencadenando los movimientos intestinales. También es conveniente ingerir muchos líquidos para ablandar la materia fecal. Cuando el estreñimiento se previene por medios naturales hay un menor riesgo de contraer o agravar las hemorroides, las varices y la enfermedad diverticular.
Por lo tanto es muy recomendable aumentar el consumo de pan integral y cereales enteros, en especial salvado. Con un poco de salvado al día se pueden restablecer las deposiciones normales en un 60% de las personas que sufren de estreñimiento común. Hay que tener en cuenta que nuestros antepasados consumían cerca de 600 g de pan de cereales integrales al día y que en la actualidad comemos sólo una quinta parte, apenas 115 g, la mayor parte hecho con harina blanca refinada que carece de fibra.
Para comenzar, recomendamos probar con un tercio o media taza de cereales de trigo integral ricos en fibra al día y aumentar gradualmente la cantidad. Escoja también los panes pesados de cereal integral ecológico, o elabore su propio pan con harina integral. Otra solución fácil y rápida es agregar salvado crudo de trigo a sus cereales favoritos u otros alimentos. Este salvado, se adquiere en las tiendas de alimentos naturales, y es quizá el remedio para el estreñimiento más comprobado científicamente.

¿Qué cantidad de salvado es suficiente?

Para combatir el estreñimiento, pruebe con una cucharada sopera llena de salvado crudo al día, sobre los cereales o algún otro alimento en cada comida. Sin embargo, no existe una dosis exacta para todo el mundo. La mayoría de las personas necesitan una cucharada al día para tener una deposición blanda y sin esfuerzo, mientras que otras necesitan mucho menos, y otras deben consumir varias cucharadas. Para averiguar cuál es su dosis, haga
pruebas, observe los resultados y luego aumente o disminuya la dosis.

También puede probar con el salvado de arroz, un laxante fuerte utilizado desde siempre en los países de Oriente y que ahora se encuentra en muchas tiendas de productos naturales.
Cuando empiece a consumir más fibra puede tener molestias, especialmente si no bebe suficiente líquido para empapar esa fibra, ablandarla y facilitar el movimiento del contenido intestinal. Por lo general, entre seis y ocho vasos de agua son suficientes para prevenir el endurecimiento de la materia fecal

ATENCION !

Si el estreñimiento no mejora añadiendo fibra a la dieta y utilizando laxantes a base de plantas medicinales, es posible que tenga un problema de coordinación muscular. Normalmente, los músculos superiores del intestino se contraen mientras los músculos inferiores se relajan. Pero cuando los músculos inferiores se contraen y entran en espasmo, se presentan problemas.

Cuando no es sólo un problema ocasional, no se debe descartar la posibilidad de que esté obstruida la parte inferior del intestino. Cuando el estreñimiento y la diarrea se presentan alternativamente, es posible que la persona sufra de síndrome de intestino irritable por lo que recomendamos que en estos casos acuda a un especialista.

SUGERENCIAS

• El aloe vera tiene efectos curativos y purificadores del tracto digestivo y ablanda la materia fecal. Tome media taza de zumo de aloe vera por la mañana y por la noche.
• Tome cardo mariano para facilitar la función hepática y mejorar la producción de bilis, lo cual sirve para ablandar la materia fecal.
• Consuma todos los días alimentos ricos en fibra, como frutas frescas, vegetales crudos de color verde y arroz integral. Consuma también espárragos, alubias, col de Bruselas, col, zanahoria, ajo, legumbres frescas, boniatos y cereales integrales.

• Beba más agua. Esto es importante cuando se le agrega fibra a la dieta. Tome por lo menos dos litros al día aunque no tenga sed.
• Siga una dieta baja en grasa. No consuma alimentos fritos.
• Prescinda de los productos lácteos, las bebidas gaseosas, la carne, la harina blanca, los alimentos altamente procesados, la sal, el alcohol y el azúcar. Estos alimentos son difíciles de digerir y tienen muy poca fibra, o ninguna.
• Coma ciruelas secas o higos, que son buenos laxantes naturales.
• Consuma porciones pequeñas. No haga comidas pesadas y copiosas.
• Tome zumo de cebada o hierba de trigo por su aporte de clorofila. Kanne Brottrunk de Biolasi obtenido por fermentación de pan biológico de trigo, avena y centeno con agua de manantial.
• Realice ejercicio. La actividad física acelera la movilización de los excrementos por el intestino. Para aliviar el estreñimiento suele ser suficiente caminar durante veinte minutos. Además, hacer ejercicio con regularidad es importante para prevenir este trastorno.
• Vaya al baño a la misma hora todos los días, incluso aunque no sienta la urgencia de evacuar el intestino, y relájese. El estrés comprime los músculos y puede ocasionar estreñimiento. Mucha gente se relaja leyendo. No reprima nunca el deseo de defecar.
• Mantenga limpio el colon. Si no se soluciona, hágase enemas de limpieza.
• Las personas que suelen tomar muchos laxantes deben tomar también acidophilus para reemplazar las bacterias «beneficiosas». El uso prolongado de laxantes elimina las bacterias intestinales y produce estreñimiento crónico.
• Las semillas de plantago dan muy buenos resultados para el estreñimiento. Tómelas con un buen vaso de agua.
• El aceite de linaza o las semillas de lino recién molidas ayudan a ablandar la materia fecal. Estas semillas tienen un agradable sabor a nuez y se pueden esparcir sobre los cereales, las ensaladas y otros alimentos.

Los alimentos aconsejados

• Salvados, como el salvado de trigo integral grueso no procesado y el salvado de arroz.
• Cereales integrales.
• Pan integral.
• Leguminosas/guisantes, judías y nueces.
• Frutos secos y bayas.
• Raíces comestibles, entre ellas la patata y la zanahoria.
• Verduras de hojas, como la espinaca.
• Manzanas, naranjas y otras frutas.